Redes sociales

Columnas de opinión

Nuestro compromiso con la reactivación del turismo

Para nadie es un secreto lo mucho que ha afectado la pandemia a nuestro país en todas sus esferas, en mayor o menor medida. Todos los sectores económicos y las personas han sufrido el rigor de un virus que no da tregua, que nos encerró en nuestras casas y nos retrocedió a una especie de cavernarismo del siglo XXI en el cual “el exterior” volvió a ser sinónimo de peligros, temores e incertidumbres. En ese estado de enclaustramiento, una industria que estaba creciendo de manera exponencial fue forzosamente obligada a apagarse de primera y probablemente sea una de las últimas en recuperarse: el turismo.
 
El 2019 fue un año récord en materia turística en Colombia. Lo cerramos con la mejor ocupación hotelera de los últimos 16 años, 57,6%, con más de cuatro millones y medio de pasajeros no residentes que llegaron al país, superando la meta prevista para ese año. También se generaron $6.785 millones de dólares en divisas por viajes y transporte aéreo de pasajeros.
 
Los planes para el 2020 eran aumentar en un millón el número de visitantes extranjeros, sin embargo, la pandemia afectó estas metas y el crecimiento sostenido que se había mantenido durante el último año y la última década. Según cifras reportadas por los gremios, el desplome de esta industria ha ocasionado más de $18,66 billones de pesos en pérdidas económicas y alrededor de 2.322.738 empleos han sido reportados como afectados o en riesgo.
 
El Gobierno Nacional, atendiendo a esta situación presentó con mensaje de urgencia, un proyecto de Ley del cual somos coautores y coordinadores ponentes, que busca fomentar el desarrollo, la sostenibilidad, la promoción y la competitividad de la actividad turística, a través de mecanismos que impulsen la transformación y las oportunidades del sector y, además, promover rápidamente la recuperación de esta industria en Colombia.
 
El proyecto original ha ido modificándose para bien gracias al espíritu de diálogo permanente que debe caracterizar las relaciones entre el legislativo y la ciudadanía, realizamos cuatro audiencias públicas con el fin de fortalecer la iniciativa y escuchar a todas las voces. Gracias a esto, resultó la inclusión del 0% del Impuesto Nacional al Consumo durante todo el 2021 para los más de 130.000 bares y restaurantes del país, medida con la que se espera favorecer con más de $500 mil millones de pesos al sector; así como la disminución de 14 puntos porcentuales de IVA no solo para los tiquetes aéreos, como venía en la propuesta inicial, sino para los servicios conexos y la tarifa administrativa asociada a su comercialización, los cuales pasan de un 19% a un 5%. Otro alivio, la eliminación de la sanción para la renovación del Registro Nacional de Turismo hasta marzo del póximo año. 
 
Este proyecto es clave para la industria a corto, mediano y largo plazo. Lo necesitamos porque es un salvavidas en estos momentos difíciles, incluye también la suspensión del pago de la sobretasa a la energía para los prestadores de servicios turísticos de los subsectores hotelero, alojamiento, eventos y parques hasta diciembre de 2021; la exclusión del IVA para los paquetes turísticos; un incentivo de descuento del 25% de la renta para inversiones realizadas en control, conservación y mejoramiento del medio ambiente; la prohibición expresa de prestar servicios de alojamiento turístico a menores de edad que no estén acompañados o cuenten con el permiso legal de sus padres o responsables legales para reforzar la lucha contra la explotación de menores de edad. Por otra parte, buscamos garantizar la seguridad de los bañistas en las playas, establececiendo que todo municipio o distrito que tenga jurisdicción en playas turísticas, deberá disponer de personal de rescate o salvavidas para evitar hechos lamentables.
 
Me solidarizo con el sector del turismo, que es tal vez el más golpeado por el COVID-19, y es la industria que más se caracteriza por la interacción humana. Por esto, hay otras propuestas que estamos analizando con el Gobierno Nacional, que sabemos son necesarias, pero que por su impacto tributario deben tener aval fiscal, por ejemplo, la eliminación del impuesto de timbre para las salidas al exterior; la exención del impuesto sobre las ventas IVA en la prestación de servicios de turismo y hotelería; la reducción del IVA al 5% sobre arrendamientos comerciales de expendio de bebidas y comidas hasta el 31 de diciembre de 2022, entre otras. 

Estamos comprometidos con la reactivación del sector y con hacer de nuestro país un destino turístico sostenible, competitivo, de talla internacional.  

Encima: por el bien del país y su seguridad, es necesario empezar la erradicación aérea de cultivos ilícitos; se debe hacer cumpliendo los requisitos de la Corte Constitucional. La lucha contra el narcotráfico no da tregua.

Participa con tus comentarios

AGENDA

< 2021 >
Enero
  • No hay eventos

Lista de correo

* = campo obligatorio

Buscador

  • Palabra clave

  • Fecha de publicación



Ruby Helena Chagüi Spath
Capitolio Nacional, Piso 3, Bogotá, Colombia
Centro Democrático
Correo electrónico: ruby.chagui@senado.gov.co
Teléfono: (+57) 1 382-5305