Redes sociales

Columnas de opinión

Alimentación para los niños todo el año escolar

Esta semana la plenaria del Senado de la República aprobó en segundo debate el proyecto de ley que presentamos el Presidente Álvaro Uribe y la bancada de congresistas del Centro Democrático para beneficiar a 7 millones de niños con alimentación ininterrumpida y oportuna en establecimientos educativos al menos durante los 180 días del calendario académico. Con esta iniciativa, esperamos que el Programa de Alimentación Escolar (PAE) sea más solidario y más eficaz, no un foco de negligencia y corrupción.
 
La alimentación escolar es una exigencia de los derechos de los niños. Debemos combatir la desnutrición y brindar la posibilidad de escoger una alimentación sana. Mientras haya menos niños mal alimentados, menores serán las probabilidades de deserción y mejor serán la atención en clase, la capacidad de aprender y, por tanto, el desempeño académico.

El Gobierno del Presidente Duque ha aumentado la cobertura del PAE. Mientras en 2018 se beneficiaron 5 millones 218 mil estudiantes, en 2020, a pesar de los retos creados por la pandemia del Covid-19, fueron atendidos 5 millones 690 mil durante los 175 días del año escolar: un incremento de más del 9% en relación con el 2018.
 
Lamentablemente, la ejecución de este este valioso programa ha tenido retrasos en su implementación, disminución en la asignación de recursos, dificultades en la prestación del servicio en zonas alejadas y dispersas, denuncias de corrupción y problemas en la contratación y en la calidad del servicio. Lo que va de 2021 es revelador de la situación. A pesar de que el calendario escolar comenzó a mitad de enero en varias regiones del país, a 8 de febrero de este año solo 1.2 millones de niños de los 5.6 millones beneficiarios estaban recibiendo los alimentos. Así mismo, a finales de marzo aún había 314 mil estudiantes sin acceso al PAE. Según el Ministerio de Educación Nacional, 35 de las 96 Entidades Territoriales Certificadas (ETC) iniciaron tarde la prestación del servicio, hasta el 23 de abril 3 ETC no habían iniciado el trámite, 23 ETC tuvieron que prorrogar contratos existentes, 8 cambiaron el calendario académico para que las clases coincidieran con los alimentos y, entre 61 ETC que comenzaron la ejecución oportuna del PAE, solo 30 tramitaron vigencias futuras y realizaron algún proceso contractual.

Como esto no es justo con nuestros niños, quienes merecen un PAE continuo, efectivo, inmediato, oportuno y de calidad, para superar estos desafíos primero aprobamos, el año pasado, la Ley 2042, también propuesta por el Centro Democrático, que fortalece la vigilancia en la operación del PAE para asegurar transparencia y calidad. Lo decidido esta semana complementa lo resuelto en 2020 al establecer un marco legal para la atención oportuna y efectiva financiación.
 
La alimentación adecuada durante los 180 días del calendario escolar debe ser una realidad. Las condiciones administrativas planteadas por el Centro Democrático y acogidas recién por el Senado de la República obligan al Gobierno Nacional y las ETC a incrementar la financiación respetando los principios de planeación presupuestal, asegurando la disponibilidad de recursos por periodos iguales o superiores al calendario escolar y la concurrencia coordinada y efectiva de todos los recursos incluidos los de la Nación, departamentos y municipios. Finalmente, nuestra propuesta exige planear con anticipación los trámites administrativos, contractuales y presupuestales necesarios para que el PAE se ejecute oportunamente y con calidad.
 
Recordemos que para finales de 2021 se tiene prevista una cobertura de 6 millones 469 mil estudiantes y para 2022 una población beneficiaria de 7 millones. Por esto debemos incrementar los 2.4 billones de pesos actuales del presupuesto total del PAE anualmente, aumentando el valor del aporte al programa de cada fuente de financiación, vigencia tras vigencia como lo trae el proyecto de ley. 
 
Aún queda mucho por hacer. En el Senado de la República seguiremos trabajando para endurecer sanciones a operadores que incumplan, dar las herramientas para garantizar el servicio si se adelanta un proceso de incumplimiento, garantizar entornos saludables y promover restricciones al consumo de azúcar de todos nuestros niños, entre otros. No más noticias de atrasos, de corrupción y de comida en mal estado en los programas de alimentación escolar. 

Estamos comprometidos con garantizar que nuestros niños cuenten con la alimentación adecuada todo el calendario escolar.  Gobierno, congresistas, padres de familia, docentes, funcionarios municipales, todos los colombianos, convirtámonos en guardianes permanentes del bienestar de nuestros niños; nuestra meta: garantizar su salud y educación, en especial a los más vulnerables.

Encima. ¡Qué alegría nos da hoy Egan Bernal! Su triunfo en el Giro es la prueba de los lejos que puede llegar la juventud colombiana.

Participa con tus comentarios

AGENDA

< 2021 >
Junio
  • No hay eventos

Lista de correo

* = campo obligatorio

Buscador

  • Palabra clave

  • Fecha de publicación